El ministerio de Infraestructura de la Provincia anunció un “plan histórico” de obras para mejorar el servicio de agua en los distritos de Bahía Blanca, Villarino y Coronel Rosales. Se trata de una inversión de 130 millones de dólares que surgirán de un préstamo recuperado “gracias a la labor del gobernador Axel Kicillof”, indicaron.

“El plan incluye el recambio de acueductos que tendrá un gran impacto en la capacidad de distribución; la instalación de nuevas cisternas y estaciones de bombeo; el acondicionamiento y recambio de redes de agua potable, entre otros acciones de concreción a mediano y largo plazo”, publicaron en el Twitter del Ministerio que encabeza Agustín Simone.

Simone indicó que trabajan para licitar cuanto antes las obras y que en abril saldrá la primera. Entre ellas:

– Adquisición de planta potabilizadora modular de 1.250.000 litros/ h

– Recambio de acueducto 250mm (aprox. 3000m) AC Grünbein – Punta Alta

– Puesta en marcha de Batería de pozos en Cabildo y Bajo San José (Campo Fioriti y Campo Pascolini)

– Nueva cañería de impulsión Torre 2 (1.000m)

– Repotenciación de las tomas de Arroyo Napostá, zona Mirasoles y Empleados de Comercio

– Reenvainado de tramos de cañería acueducto acero 475 Dique Paso de las Piedras

– Acondicionamiento sistemas de lagunas para recirculación agua de lavado de filtros

– Puesta en servicio de perforaciones semi – surgentes, incluye equipamiento, acondicionamiento y tendido de cañería de impulsión

Además del Ministro estuvieron presentes en la reunión de trabajo el subsecretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Guillermo Jelinski, el Presidente del Directorio del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Federico Susbielles; el senador bonaerense, Marcelo Feliú y el diputado provincial del Frente de Todos, Gabriel Godoy.