En la ciudad de Posadas se conoció otro caso de abuso sexual, cuando una mujer de 25 años fingió estar dormida para ver que hacía su pareja y lo descubrió violando a la niña de 8 años.

César Javier S. de 35 años, está acusado de abusar de su hijastra de 8 años durante varios años.

Karla M. madre de la menor relató que convivió 7 años con esta persona “tuvimos un varón que hoy tiene 7 años. Este hombre le crió a mi hija desde que tenía 9 meses, debido a que su verdadero papá falleció”

La mujer expresó que este hombre “vivía alcoholizado”.

Esta madre de 25 años es una muchacha trabajadora, la cual desde chica se valió por sí misma debido a que a corta edad quedó embarazada de su nena. “Yo era la que trabajaba, él siempre ponía de excusa que no conseguía trabajo. Tomaba y se descontrolaba”.

A mediados de febrero del año pasado, días antes de que comenzara la pandemia por el coronavirus, la mujer hace el horrendo descubrimiento “Esa noche el estaba tomando, yo estaba acostada en mi pieza. Aproximadamente a las 1 de la mañana yo veo que él se dirige a la habitación de mis niños, yo me levanto y sin querer hago ruido con la cama y por eso él salió rápido de allí”.

Luego el hombre volvió a ingresar en la habitación de los niños, Karla fingió estar dormida para ver qué sucedía “Me vuelvo a acostar y me hago la dormida para ver lo que hacía, él viene hasta al lado mío a alúmbrame con el celular para ver si yo estaba dormida, acomodó un oso en su lugar de la cama para intentar despistarme y vuelve a ingresar en la habitación de los niños. Esperé un ratito, me levanté y fui a constatar la situación cuando vi que César tenía la mano debajo de las sabanas manoseando a mi hijita”.

Allí comenzó una discusión, el hombre le expresó que “él no tiene ninguna mala intención contra su hija, que ella era una desconfiada y una loca que cree que él es igual al papá”.

Esto dijo en referencia a que el padre del acusado se encuentra preso, con sentencia firme, acusado y declarado culpable por un hecho de abuso sexual con acceso carnal a una niña de 11 años, a quien dejo embarazada.

Ante la desesperante situación Karla echó al hombre de su casa. Allí comenzó a preguntar a su hija si esa situación se había dado anteriormente, a lo cual la niña responde que no.

Pasados unos meses de que el hombre se haya retirado del domicilio, el niño de 7 años que tienen en común comenzó a extrañar a su padre y a pedir por él, fue por ello que el jovencito fue a visitar a su papá. “Aproveche que el varón no estaba y le vuelvo a preguntar a mi nena si el papá le había hecho algo cuando ella no estaba, a lo cual ella empieza a llorar y me contó todo”.

Fue allí que la niña relató el horror que vivió durante tantos años y a tan corta edad cuando su madre salía a trabajar. Los abusos se daban casi todos los días.

La niña confirmó la declaración de su madre en la cámara Gesell.Misiones Online

La mujer cuenta que desde ese momento quedó destrozada:

Mi niña me dijo que casi todos los días cuando yo me iba a trabajar él le hacía eso a ella. La psicóloga además me confirmó que los abusos comenzaron cuando la menor dormía en la misma cama conmigo y mi pareja. Ella en ese tiempo tenía 5 años”.

En la cámara gesell la niña relató los horrores que este hombre le había hecho “Hicimos la denuncia y nos llamaron para tomarle la declaración a mi hija en Cámara Gessel”. La mujer que tomó la declaración preguntó si este hombre estaba preso porque no podía creer lo que mi hija le contaba

Como si no fuera suficiente maldad, el hermano menor de la víctima sabía de lo que sucedía, por lo que el hombre lo tenía amenazado.

“El varón sabía que el papá hacía eso, le daba un celular para que él se entretenga y el papa los amenazaba”.

La mujer lamenta la situación y los daños psicológicos que quedaron en la pequeña “Hoy mi hija tiene miedo de subir a un colectivo, le tiene miedo y terror a los hombres”.