Desde hace semanas que la sequía afecta a la provincia de Misiones donde una gran cantidad de municipios declararon la emergencia hídrica. En los últimos días la ola de calor que golpea a la Tierra Colorada acrecentó las posibilidades de incendios forestales que durante este fin de semana se registraron en diferentes puntos de la provincia. En la provincia rige una alerta por riesgo máximo de incendio y recuerdan a la población que se encuentra terminantemente prohibido realizar cualquier tipo de quema.

El incendio más importante se registró el sábado por la tarde en la Reserva Biósfera Yabotí, ubicada en la localidad de El Soberbio, donde el fuego arrasó con 80 hectáreas de monte nativo. Otro incendio se registró en Cerro Corá, más precisamente en la zona de las colonias La Invernada, Bella Vista y Las Quemadas

También en Profundidad, se quemaron más de 100 hectáreas entre campo y también bosque nativo. La Colonia Oro Verde de Puerto Rico también se vió afectada con las llamas consumieron unas 30 hectáreas de malezas. El domingo se registró un nuevo foco en la desembocadura del arroyo M’bopicuá en un incendio forestal que habría sido intencional y provocado por personas del lugar.

En Loreto se incendiaron unas 20 hectáreas de campo y malezas, en tanto que en San Ignacio, más precisamente en el área del arroyo Yabebirí, Teyú Cuaré y Horacio Quiroga siguen bajo tareas de control. También en Puerto Iguazú se desató un incendio frente al Club de Pesca.

En Oberá hubo un incendio forestal frente a las 200 Viviendas, y entre los municipios de Bonpland y Leandro N. Alem controlaron alrededor de cinco incendios en las últimas horas, los que representaron pérdidas de hasta 110 hectáreas de monte y malezas, además de otras 15 correspondientes a plantaciones de pino. En Aristóbulo del Valle se vió afectada el área del Valle del Cuña Pirú, donde el humo se perciben en la zona de serranía que bordea la ruta provincial N 7.