Cuando la madre permitió que el equipo médico del área de Salud Indígena atendiera a su hijo ya era tarde.


Murió deshidratado un bebé de un año de la comunidad aborigen Mbyá en la Aldea Perutí de Caraguatay en Montecarlo. El médico policial que examinó a la criatura dictaminó que el cuadro fue producto de la diarrea que padecía anteriormente. El coordinador del áreal de Salud Indígena, Adrían Saldías relató que para el momento en que la madre permitió que los equipos de salud atendieran al menor era demasiado tarde.

En diálogo con Radioactiva 100.7, Saldías coordinador del área de Salud Indígena explicó que la madre y su hijo “llegan a la comunidad y nuestros agentes sanitarios y el equipo de salud le dice que el chiquito tiene que ser trasladado de urgencia al hospital. La madre se niega y dice que primero tenía que ser atendido por el Opyguá (médico aborigen). En esas horas que son críticas, y más en un bebé con una deshidratación, se produce este triste desenlace“.

Además resaltó que el menor de un año cuando fue visto por los promotores de la salud recomendaron que debía ser trasladado de urgencia a algún hospital. “Pero la mamá se resistió en todo momento. Ante tanta resistencia tuvieron que llamar a la Policía, cuando llegaron ya fue tarde“, relató el coordinador del área de Salud Indígena.

Saldías dijo que “el chiquito falleció en la Comunidad de Perutí que es en El Alcázar, no es oriundo de esa comunidad sino que es perteneciente a una que queda en proximidades del arroyo Anta en Montecarlo. La mamá lo llevó para ser atendido por el Opyguá, médico de la cultura mbyá por el cuadro que tenía, en el Opy que es el templo“. Los Opyguá son los Líderes Espirituales de la Nación Mbya Guaraní que dirigen el futuro de su pueblo y hacen las veces de doctor en las aldeas.





Comentarios