La mujer que se curó de un aneurisma cerebral durante la beatificación del Papa estará en Puerto Iguazú la semana próxima.


La Iglesia de Puerto Iguazú confirmó que recibirá a Floribeth Mora Díaz, una costarricense que aseguró haber sido curada de un aneurisma cerebral cuando el Papa Juan Pablo II fue canonizado. La mujer contará su experiencia milagrosa en el Santuario de la Divina Misericordia en la ciudad de Iguazú.

Díaz oriunda de Costa Rica desarrolló un aneurisma que según los médicos era inoperable y sólo le quedaba un mes de vida, ella comenzó a rezar al Papa para que interceda. El 1° de mayo estaba mirando la beatificación de Juan Pablo II en la televisión hasta quedarse dormida, en medio del sueño contó que oyó la voz del pontificio y le dijo que se levantara. “Me quedé dormida y cuando me levanté oí la voz de Juan Pablo diciéndome: ‘¡Levántate! ¡No tengas miedo!‘”, expresó la mujer en una entrevista a Reuters.

Moraz Díaz se levantó de la cama y desesperadamente despertó a su esposo al grito de “¡Me siento bien!“. Luego de varios exámenes que incluyeron escaneos cerebrales, la mujer relató que los médicos estaban “estupefactos y no tenían forma de explicar que pasó”. De hecho, el neurocirujano que la atendió, Alejandro Vargas Román declaró que la cura era médicamente inexplicable. Este es considerado el segundo milagro atribuido al Papa Juan Pablo II después de curar a una monja francesa, Marie Simon Pierre del mal de Párkinson. 

Díaz estará también en una misa de Wanda a las 19:30 horas el 9 de octubre en la Parroquia Inmaculada Concepción. Al día siguiente viajará a Puerto Iguazú para la ceremonia de las 18:00 horas y finalmente estará en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Puerto Libertad para la celebración de las 21:00 horas.






Comentarios