La campaña de seguimiento se desarrollará entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre en todos los centros de salud y hospitales públicos.


El ministro de Salud de la provincia, Walter Villalba explicó que la campaña de vacunación se volvió nacional debido a casos de sarampión confirmados en la Capital Federal. “Por ello el refuerzo se hace más que importante en todo el país”, expresó. Todos los niños entre los 13 meses y 4 años deben vacunarse, además de los centros de Salud recorrerán barrios y escuelas de nivel inicial.

El ministro aseguró que en Misiones no hay casos pero, la distribución y logística está confirmada. La vacuna triple viral será gratuita y obligatoria con una dosis adicional y se aplicará aunque ya estén inmunizados. Es un refuerzo que protegerá al infante contra el sarampión, la rubéola y las paperas, ya que desde el Ministerio estiman que el 10% de los vacunados no consiguen generar la protección necesaria para combatir este tipo de enfermedades.

El país logró estar certificado ante la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la erradicación de la rubéola y el síndrome congénito en 2015 y el sarampión en 2016, sin embargo es necesario mantenimiento en la población. La cobertura debe ser igual o mayor al 95% en todas las provincias de Argentina, que es uno de los objetivos de la campaña actual.

Los virus que provocan estas enfermedades existen en países limítrofes, no vacunarse generaría reintroducirlas nuevamente. La triple viral se puede aplicar en conjunto con otras vacunas después de haber dejado pasar un mes desde la última vez. Se debe suministrar esta vacuna al niño aunque haya recibido la primera dosis al primer año de vida. En los únicos casos que está contraindicada es bajo tratamientos por quimioterapia, niños inmunosuprimidos o enfermedades inmunodeficientes.




Comentarios