Un joven viajó de Ezeiza a Posadas en la noche de este martes en un vuelo de cabotaje, y al legar a tierra misionera se le detectaron síntomas de coronavirus. Al parecer el joven lo sabía antes de abordar el avión y lo ocultó por eso se hará una acusación penal en su contra. Además, 57 personas quedaron aisladas ante la situación.

El vuelo de Aerolíneas aterrizó a las 21.47 horas en el Aeropuerto San Martín y esta situación de desencadenó cuando llegó el momento de los controles ya que el joven no tenía el test de COVID-19 negativo. Al realizarle el test rápido, el resultado dio positivo. Al parecer el hombre oriundo de Garupá ya lo sabía por lo que ahora, además de los 14 días de aislamiento, deberá afrontar una causa penal.

Fue trasladado por la Policía de Seguridad del Aeropuerto al Hotel de Crucero del Norte, según detalla Misiones OnLine. En el mientras tanto, se rastreó al resto de los pasajeros para informarles la situación y notificarles que debían cumplir cuarentena domiciliaria de manera obligatoria.

Lo que agrava la situación del pasajero es que las autoridades descubrieron que se hizo un test de PCR en Buenos Aires y el resultado ya le informaba que tenía coronavirus, pero esto no lo frenó y viajó igual a Misiones. Esto hizo que se le inicie una causa federal y se podría aplicar el artículo 202 del código penal que establece de entre tres a quince años de prision para la persona que "propague una enfermedad peligrosa y contagiosa".