Se realizará la limpieza y la desinfección de cada establecimiento dando cumplimento a estrictos protocolos y se planificará la continuidad pedagógica según los contenidos curriculares priorizados.


Escuelas de ciudades y poblaciones de Misiones figuran entre las que preparan sus agendas sus agendas educativas con la instalación de un “semáforo” que indica la autorización del regreso a las clases presenciales o a las actividades educativas no escolares en espacios abiertos, a poco más de dos meses del cierre del ciclo lectivo.

TAmbién figuran escuelas de localidades de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Santa Fe, Misiones y San Juan, junto a la Ciudad de Buenos Aires.

Estas provincias se sumarán a La Pampa, San Luis y Formosa que, en forma parcial, ya empezaron de modo progresivo la vuelta a las clases presenciales.

La instalación de un “semáforo educativo”, que con sus tres colores determina cuándo se puede autorizar el regreso a clase presencial, actividad educativa no escolar o continuar con la educación a distancia, sirvió para poner “claridad” a los procesos de revinculación, y ahora se sabe “qué pasos hay que dar” en estos procesos, dijo a Télam el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

“Muchas veces la agenda está teñida por lo que pasa en la Ciudad de Buenos Aires, es una cuestión histórica darle más preponderancia. Ahora tenemos una mayor visibilidad de los procesos de regreso que se están llevando adelante”, dijo Trotta.

Pero es necesario “darle más prioridad a la agenda educativa, especialmente en este momento muy complejo que transitamos, donde tenemos 12.000 contagios diarios y entre 300 y 400 muertos todos los días“, subrayó.

Trotta destacó que las actividades de apoyo escolar “no deben ser una clase presencial encubierta”, debe tener un máximo de 10 personas e impartir contenidos pedagógicos.

Trotta remarcó que aún la Ciudad no respondió acerca de si hará uso o no de las 6.500 netbooks que están a su disposición para los niños que no tuvieron contacto con la escuela.

“Mandamos una nota a la ministra (Soledad) Acuña y no recibimos respuesta, la defensora de los Niños de la Nación y el defensor del Pueblo porteño también instaron a que la Ciudad las reciba”, dijo el ministro Nicolás Trotta según informó Télam..

“Se realizará la limpieza y la desinfección de cada establecimiento dando cumplimento a estrictos protocolos y se planificará la continuidad pedagógica según los contenidos curriculares priorizados, en formatos que contemplen la actividad educativa presencial y no presencia”, detallaron los ministros.

En los distritos bonaerenses que se inicien las clases presenciales los alumnos deberán llevar una declaración jurada donde certifiquen que “están en condiciones de asistir”, mientras que al ingresar a la escuela se les tomará la temperatura, que no deberá ser superior a los 37.4 grados.

Las clases serán de 90 minutos sin recreos, y se dividirá a los alumnos en los subgrupos necesarios para respetar la distancia social establecida de acuerdo a los protocolos.

Además, un grupo de estudiantes tendrá un encuentro por semana y quienes cursen el último año de cada nivel tendrán tres encuentros semanales para abordar los “contenidos prioritarios”.




Comentarios