Para que el cadáver no flotara, el o sus asesinos o cómplices cargaron piedras su ropa, en especial su buso, a fin de que no fuese descubierto por los policías que durante más de un mes rastrillaron la zona.


Hay un solo sospechoso que niega haber asesinado al adolescente Cristian Tizato, quien salió de su casa en plan de caza cuando tenía 15 años, y 36 días después fue hallado muerto en una laguna cuando ya había cumplido los 16.

El detenido vinculado en la causa Es Richard Cristaldo, de 44 años, acusado por la desaparición y muerte del menor César Daniel Tizato (16 años) en un campo de San José, pero negó vinculación con el crimen y se “declaró inocente”.

Richard Cristaldo (44 años), es vecino de la familia Tizato en el barrio Pindapoy y fue detenido el pasado viernes 2 de octubre, inmediatamente tras ser hallado el cuerpo sin vida del adolescente flotando boca abajo en una laguna del campo La Rosita.

Cualesquiea haya sido el motivo o la causa la muere de Cristian, el chico fue hallado muerto en una laguna. Para que el cadáver no flotara, el o sus asesinos o cómpliles cargaron piedras su ropa, en especial su buso. 

Cristaldo acompañó al adolescente en una incursión de caza en aquella chacra el pasado domingo 30 de agosto y luego volvió sólo al barrio. Dijo que cuando regresaban se encontraron con dos extraños en el camino y el chico siguió de caza con ellos en el campo.

El detenido se presentó ayer por la tarde ante el juez de Instrucción 4 de Apóstoles, Miguel Ángel Faría, quién le notificó las acusaciones en su contra. Cristaldo se abstuvo en brindar declaración testimonial, por consejo de su abogada defensora, Laudelina Larraburu.

No obstante ello, el magistrado decidió imputarlo bajo los cargos de “homicidio calificado por alevosía”, de acuerdo a la calificación del delito incorporada a la causa, tras el resultado de la autopsia.

En declaraciones formuladas a Misiones OnLine, Laudelina Larraburu afirmó que su defendido “se declara inocente y niega participación con la muerte del menor”. Dijo que “no hay pruebas que lo incriminen con el hecho, solo un montón de testimoniales en su contra”.

Manifestó asimismo que “todavía no estaría determinada ni la hora y el día de la muerte” del adolescente, como así también el “móvil” del crimen. Aseguró también “que en ningún momento mi defendido admitió haber matado al chico”.

Dijo que fue “Tizato el que le invitó ir de caza a Cristaldo al campo La Rosita”, el pasado domingo 30 de agosto. 

Ratificó la primera versión que el detenido brindó a los familiares del menor y en sede policial, de que “ambos se encontraron con dos extraños en el campo y César decidió seguir en la chacra cazando con ellos”.

Por último, la abogada Larraburu ponderó “el trabajo que viene realizando del Juez de la causa”. Manifestó que su defendido prestará declaración, cuando sea citado a nueva testimonial por el magistrado. 

Cabe recordar que el resultado preliminar de la autopsia determinó que el menor falleció por una muerte violenta.


En esta nota:

Titulares Crimen


Comentarios