Gabriela Da Cruz nació en la tierra colorada y desde hace un par de años vive en Chubut. Desde chica le gustaban los camiones y por ello hace siete años se volvió conductora de estos vehículos con los que todas las semanas recorre la rutas argentinas. En este contexto de aisalmiento ella sigue trabajando y en esta ocasión vinculada a la solidaridad, con el transporte de cargas para la Cruz Roja.

Como suele suceder en este trabajo, la joven de 29 años, practicamente vive arriba del Volvo 440 FH que conduce y es una de las pocas camioneras del país. En uno de sus viajes, Gabriela habló con LU12 AM680 de Río Gallegos, sobre cómo es su trabajo.

Cuando sucedió la entrevista, la joven se encontraba en Balcarce, Mar del Plata, esperando una carga de papa, la cual sería donada por la Cruz Roja a distintos lugares. Allí se supo que además, la joven realiza tareas solidarias, ya que no es la primera donación que realizaba junto con la empresa de transporte para la que trabaja.

“Se que soy una de las pocas mujeres que se dedican a este rubro, en el que desde siempre predominó el género masculino, aunque cada vez son más las mujeres que rompen estereotipos y se suman a esta apasionante profesión demostrando, una vez más, que no hay nada que la mujer no pueda hacer”, indicó Gabriela.