Abundan en las redes las menciones a tiempos pasados, con sus fotografías y relatos, para reflejar imágenes ya perdidas para siempre debido a los cambios urbanos.


Este año Misiones celebrará 150 años de la fundación de su capital, cuando se creó el departamento de Candelaria y Trinchera de San José –hoy Posadas– entonces parte del suelo correntino. Fue el 8 de noviembre de 1870 cuando una ley de la provincia de Corrientes le dio rango de ciudad al poblado que se formó alrededor de un fuerte paraguayo, luego recuperado para el país.

El viejo edificio del Hospital Madariaga que aún subsiste y es una joya arquitectónica del Posadas del ayer.

Como Buenos Aires, Posadas tuvo dos fundaciones, la primera se produjo el 25 de marzo de 1615, cuando el mártir asunceno Roque González de Santa Cruz plantó aquí la Reducción de Nuestra Señora de la Anunciación de Itapúa. No prosperó y tiempo después, en 1621, el ahora santo mudó la reducción a la otra orilla y fundo Encarnación del Paraguay.

El moderno edificio del Hospital Madariaga en el Parque de la Salud donde también están los hospitales Pediátrico y Neonatal. (Hospital Madariaga)

Hoy el cinturón de la Costanera de Posadas, siguiendo el viejo dibujo ribereño, le dio un aspecto totalmente nuevo a la ciudad. La capital misionera exhibe la belleza de sus barrios costeros y, desde la orilla, se divisa un paisaje antes oculto. 

El antiguo Hotel Savoy construido por la empresa de Domingo Barthe, hoy languidece entre ruinas. Fue un orgullo de la ciudad. (Posadas del Ayer)

En su historia se destacan su puerto sobre el Paraná, la iglesia céntrica de San José, la trinchera que rodeaba el fuerte de los paraguayos invasores, la casa del francés Domingo Barthe que copó la economía zonal durante medio siglo y, más acá en el tiempo, el Hospital Madariaga.

Aunque se anunció la puesta en valor del viejo hotel, hoy continúa vallado y con sus ventanas y puertas tapiadas. (web)

Con el llenado del lago de Yacyretá -la represa hidroeléctrica situada en Ituzaingó- las aguas subieron y se tragaron barrios enteros como Villa Coz, Villa Blosset, Villa Mola, Chaquito, El Brete y otros de la Posadas ribereña.

Inauguración del Hospital Madariaga en un moderno edificio de 1924. (Posadas Desmemoria de Teresa Warenycia)

La ciudad cambió a un ritmo de vértigo y hoy los posadeños se muestran orgullosos de ella. Pero no olvidan el pasado. Ni las construcciones clásicas de la ciudad que aún adornan sus calles. Otras cayeron bajo la piqueta para construir otros edificios.

La antigua estación del Ferrocarril Urquiza, al fondo, y una calle como se veía antes de la construcción de la Costanera. (Posadas del Ayer)

Uno de los orgullos de la ciudad es el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Madariaga” cuyo edificio de 1924 se conserva, pero con un nuevo edificio. Ese es uno de los cambios que también enorgullecen a los posadeños, además de sorprenderlos.

El barrio de la vieja estación del Ferrocarril Urquiza dejó de ser un suburbio castigado por las inundaciones. (web)

“Posadas del ayer” es un sitio en Facebook donde los vecinos, algunos de ellos descendientes de las más antiguas familias de Posadas, vuelcan fotografías de sus ancestros, de las casas de sus antepasados y también de las calles posadeñas cuando sus bisabuelos eran jóvenes.

Varios negocios, hasta la tienda de la cadena Hidalgo Solá, se sucedieron en esta esquina de Colón y San Martín. Hoy está allí la sede central del Banco Macro. (MisionesOnline)

La Plaza 9 de Julio frente a la Casa de Gobierno es la que guarda mayores testimonios del ayer en Posadas. En primer lugar la primera casa, construida por Rudecindo Roca, su antiguo gobernador. La sede de la Sucursal del Banco Hipotecario y el edificio de la Sociedad Italiana.

La misma esquina de Colón y San Martín en la actualidad, frente a la Plaza 9 de Julio, donde antaño funcionaron varios comercios. Al fondo la catedral de San José. (Posadas del Ayer)

Las casas de la zona céntrica, en el casco histórico de la ciudad de Posadas, mantienen sus fachadas y las normas han ido protegiéndolas de la destrucción para modernizar. Es casi la última reliquia de una vida anterior a los grandes edificios que hoy abundan en la capital misionera. 

En algunas esquinas como esta de la calle Salta sobrevivió el antiguo edificio. Como en este caso donde una firma comercial modificó la vieja casona. (Posadas del Ayer)

La estructura de la Casa de Gobierno es de las más típicas. El ex gobernador Roca, hermano del presidente Julio Argentino Roca, la construyó para su familia. Y hasta la década del ’50 vivía allí el primer mandatario, como Claudio Arrechea, quien fue el último en habitarla con su familia. 

El negocio de Pancallo y D’Agostino dejó paso a un nuevo edificio que aún hoy pertenece a un descendiente. Queda a una cuadra de la Casa de Gobierno, en Félix de Azara y Sarmiento. (Posadas del Ayer)




Comentarios