La construcción de un canal de 30 metros facilitará el escurrimiento del agua que habitualmente cae desde la cima y desborda en los días de lluvia inundada las paradas de ómnibus en el sector.


El Cerro Pelón es un símbolo del Posadas antiguo y un testigo del sitio donde se encontraba el viejo puerto de la capital misionera que fue tragado por la “cola” del lago de Yacyretá.

Como el desagüe del lugar se encuentra deteriorado, reemplazarán todo el sistema para que corra el agua de la cascada que aumenta en días de lluvia e inunda las paradas de ómnibus sobre la Avenida Roque Pérez.

Para ello, se está construyendo un conducto de 30 metros a cielo abierto para que la limpieza sea más fácil. Este nuevo canal de paso de agua será empalmado con un sumidero subterráneo, cuya salida desemboca en el río.

El río Paraná subió unos 8 metros y aún existe un tramo de la Costanera de Posadas que está preparado para cualquier contingencia de crecida inesperada.

Con la subida del río y el terraplén de la Costanera, el Cerro Pelón se volvió más pequeño y perdió algo de su majestuoso perfil. Como un faro, la piedra de basalto negro se levantaba en la orilla y señalaba el puerto.

Esta tarea servirá para evitar que rebalse el agua acumulada en la base de la cascada y dificulte el paso por la vereda, en donde se ubica la parada de distintas líneas de transporte público

Un arroyo cae desde la ladera y la Municipalidad de Posadas construye drenajes en la cascada del Cerro Pelón, con la intención de evitar el anegamiento de la zona en días de fuertes lluvias.

Es la primera vez en su historia que se realiza una obra semejante. Siempre el agua corrió libremente hacia el Paraná. Desde la comuna informan que el drenaje busca “mejorar los conductos de este atractivo turístico ubicado sobre la avenida Roque Pérez”.




Comentarios