Se adoptará la modalidad de viandas y solo un integrante por grupo familiar deberá buscar las raciones.


Según lo informó la Unidad de Coordinación y Control de Gestión de la Municipalidad de Posadas , los comedores y merenderos seguirán brindando el servicio en los barrios pese a la cuarentena obligatoria. La medida de resguardo es que, en lugar de servir la comida en el lugar, adoptarán una modalidad de vianda para que lleven la comida a sus casas y así evitar concentración de gente.

Los trabajadores del lugar realizan las tareas con las medidas de prevención necesarias indicadas por el Ministerio de Salud. Por ello utilizan barbijos y guantes y desinfectan los utensilios utilizados.

Los vecinos que se acerquen al lugar a buscar la comida deberán de hacerlo de a una persona por grupo familiar. La finalidad de esta medida es no cortar con la asistencia alimentaria a las familias en esta etapa de la emergencia sanitaria.




Comentarios