La tragedia ocurrió el pasado 21 de diciembre. Pero este lunes la paz volvió a reinar en el seno familiar, cuando el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional les entregó la llave de una nueva vivienda.


El 21 de diciembre se convirtió en un día tragico para la familia de un vecino de Posadas: José Ramón Gómez. Se incendió su vivienda, fallecieron dos de sus integrantes (la nuera, de 17 años, y su beba, de cuatro meses) y perdieron todas sus pertenencias.

Claramente nada va a dirimir el sufrimiento que viven por la perdida de sus seres queridos, pero almenos ahora tendran un alivio en cuanto a la cuestión material. Desde el IPRODHA se les concedió el titulo de una nueva vivienda, que esta ubicada en el barrio Itaembé Guazú.

La familia de Gómez está integrada por su esposa y siete hijos, de entre 2 y 19 años, de los cuales cuatro son discapacitados. Tras el siniestro y mediante un trabajo articulado por el Gobierno provincial y la Municipalidad de Posadas, se desarrollaron varias acciones, tendientes a dar una solución inmediata a la problemática del grupo familiar.

A partir de ahora, esta familia posadeña comenzará a escribir una nueva historia. Cabe resaltar que la vivienda fue entregada con el mobiliario basico, ya que las llamas en las viejas instalaciones lo consumieron todo. 




Comentarios