Los delincuentes entraron a cara descubierta y se llevaron toda la recaudación del día. No se registraron heridos.


El sábado por la noche, dos hombres armados con pistolas, irrumpieron en un supermercado chino con el fin de llevarse la recaudación. Fueron más de 5 minutos de tensión en que redujeron al personal del comercio de nacionalidad china. Antes de comenzar con el asalto, fueron los mismos delincuentes los que cerraron las puertas de enfrente del comercio.

Los asaltantes solo tenían una gorra y permanecieron con el rostro descubierto. Encerraron a los repositores, encargados de la verdulería y carnicería en el fondo del local y juntaron el dinero recaudado del día. Una de las cajeras gritó y alertó a vecinos del supermercado que se acercaron a las puertas cerradas y se toparon con un delincuente que también a punta de pistola les indicó que se retiraran.

Inmediatamente los vecinos dieron alertar a la policía, pero ya sería tarde. Dispusieron el dinero en una bolsa y de la misma forma que habían llegado al lugar se retiraron, caminando. Tomaron la avenida Rademacher hasta calle Mendoza, giraron hacia la derecha y nada más se supo de ellos.

No se registraron heridos y el propietario del comercio no estimó cuánto dinero le robaron, solo aseguró que se llevaron toda la recaudación del día.




Comentarios