Luego de poco más dos semanas, dieron de alta a Facundo Corvalán, el jugador de básquetbol contagiado por el brote de coronavirus. Este jueves por la noche pudo regresar a su casa paterna en Junín, donde se le acondicionó un cuarto para que continúe la cuarentena por 14 días más.

Corvalán estuvo internado 18 días en el hospital Abraham Piñeyro y luego de dos hisopados negativos que le hicieron durante las últimas 48 horas, fue dado de alta y enviado a su domicilio.

El base de 21 años que juega en un equipo de la segunda división española dialogó con Télam y le envió un mensaje de agradecimiento "a todos por su preocupación, cariño y apoyo. Lograron ayudarme a que hoy sea una anécdota y con final feliz. Gracias Hospital Piñeyro y su personal. Agradecido por siempre".

En relación a los síntomas, el jugador del Real Canoé  detalló que al llegar a la Argentina "tenía unas líneas de fiebre. Esa noche, tuve algunos síntomas, llamé al 107 y me internaron".

Corvalán en el cuarto donde continúa la cuarentena (web).

"En España tomé todas las precauciones, usaba alcohol en gel y barbijo. Pero me tocó igual. El virus está instalado en todos lados", remarcó Corvalán y habló de lo que le deparan las próximas semanas: "Luego de que me den el alta en el hospital, tengo que estar 14 días en cuarentena para ver que no vuelvan a aparecer los síntomas".