Este sábado, por la mañana, operarios de la Empresa Provincial de Energía (EPE), constataron el hurto de componentes de un transformador de 630 KVA, que afecta el servicio a usuarios de la zona. El pasado 4 de mayo, sucedió algo similar en dicha localidad, pero por el robo de cables del servicio de telefonía móvil.

Desde la EPE informaron sobre lo sucedido, a través de una publicación en la cuenta oficial de twitter, y afirmaron que se realizó la correspondiente denuncia ante las autoridades competentes. En varias localidades de la provincia se repiten este tipo de hechos que afectan la calidad del servicio eléctrico a los usuarios.

Vandalismo en una zona rural de Pujato (Twitter Epe oficial).

En la ciudad de Pérez, este año sin ir más lejos, no es la primera vez que suceden estos hechos delictivos. Los delincuentes los roban para poder vender el cobre, que tiene un costo importante.