Una trabajadora de la salud de Crespo alertó a través de sus redes sociales sobre un evento multitudinario que se realizó con adultos mayores el sábado. Se trató del tradicional Gran Baile Alemán que reunió a 500 personas “sin ningún tipo de protocolo implementado ni exigido para semejante fiesta”, denunció Lorena Ferrari.

La enferma acudió al lugar para asistir a una persona y allí se encontró con la postal que luego compartió en su perfil de Facebook. “No lo publico para recibir aprobación o desaprobación, simplemente me indigna que se haya autorizado desde el municipio una fiesta donde había aproximadamente 500 personas, sin ningún tipo de protocolo implementado ni exigido para semejante fiesta, no existió la distancia social, ni el barbijo, ni ningún tipo de cuidado”, manifestó.

La enfermera llegó al lugar para asistir a una persona con dificultad respiratoria. Facebook Lorena Ferrari

Ferrari contó que desde la fiesta solicitaron la ambulancia por una persona con dificultad respiratoria; “al llegar y encontrarme con esta multitud de personas, hacinadas bajo un techo sin ningún tipo de protección y/o cuidado, sentí que se burlan de los que tuvimos que poner el cuerpo en el período mas crítico, donde vimos personas morir, ojos desencajados por un poquito de oxígeno, angustia por la incertidumbre de que no sabían que pasaría con sus familiares”, expresó con dolor.

La profesional de salud expresó que “no hay que tener MIEDO, pero si CUIDADOS, hay que tener EMPATÍA por el prójimo, nadie piensa en nadie, a nadie le importa nada, solo su propia satisfacción”.

“Que me vienen a hablar después de fiestas clandestinas de los jóvenes que aún son más sensatos porque hacen sus fiestas al aire libre”, manifestó Ferrari en comparación a lo ocurrido el sábado en Crespo. Finalmente la trabajadora se preguntó: “¿Sabían si en esa fiesta tenían una persona con síntomas de Covid? No, no lo sabían, y después cuando los zapatos les ajusten acuérdense de esta noche, y cuando les falte el oxígeno, tengan paciencia, si pueden”.