Después de más de 500 días de iniciada la pandemia en Argentina, Entre Ríos presenta un escenario esperanzador en consonancia con la situación a nivel nacional. Al descenso sostenido en el número de contagios, se sumó ahora la información de que ya no hay regiones de la provincia que presenten alto riesgo.

“Ya no hay ningún departamento que se encuentre en situación de alto riesgo epidemiológico”, comunicó el Director General de Epidemiología, Diego Garcilazo. El funcionario explicó hay ocho departamentos en bajo riesgo epidemiológico y los nueve restantes en riesgo epidemiológico medio. Informó, además, que en la comparación entre los 14 últimos días y los 14 días previos, en todos los departamentos se observa una disminución en el número de casos.

La preocupación por la variante Delta

“Una de las variantes de preocupación definida por la Organización Mundial de la Salud es la variante Delta y que en la mayoría de los países hoy predomina, y en nuestro país ya se han detectado un par de jurisdicciones con casos que no están asociados específicamente a viajeros”, advirtió Garcilazo.

Por otro lado, se refirió al modo en que se determina la circulación comunitaria de las distintas variantes al decir que “lo que se hace a nivel nacional es lo que se hace en vigilancia genómica con lo cual no se secuencian todas las muestras de todos los pacientes que dan positivo, si no que se toman algunos grupos particulares, y de esos grupos, se toman algunas muestran que se envían a secuenciar principalmente al Malbran o otros institutos que tienen los laboratorios para secuenciación”.

Apuntó luego que para definir la circulación comunitaria se toman los casos confirmados en la provincia que no tienen relación entre ellos y que no tienen antecedentes de viaje al exterior. “Cada provincia toma un muestreo de estos casos y se envían a secuenciación para evaluar si existe o no circulación comunitaria en cada una de las localidades. Hasta el momento en nuestra provincia, en esos muestreos que se vienen haciendo, no se ha detectado la variante Delta”, informó.

Agregó que otro de los grupos que se utilizan para buscar las cuatro variante principales de preocupación u otras de interés, son las personas que hayan viajado al exterior y que dan positivo. “Todas estas personas deben realizarse la secuenciación genómica. En este grupo en particular se ha detectado una mayor proporción de casos relacionados a la variante Delta. de cada tres casos que se confirman en viajeros del exterior, uno es de variante Delta, por lo tanto todavía la circulación comunitaria fuera del país sigue siendo más intensa que dentro de nuestro país y esto justifica que se sigan evaluando las secuenciación en este grupo”, detalló Garcilazo.

Otro de los grupos en que se evalúa la secuenciación, no sólo por la variante Delta sino por todas, indicó que “son aquellas personas que ya tienen los esquemas completos de vacunación y han requerido internación o han sido un cuadro grave. A estos casos también se les realiza la secuenciación para evaluar si no existe alguna variante nueva o de interés que esté generando algún cuadro o haya un cambio en la patología de la enfermedad”, indicó.