Un comerciante jubilado de la ciudad de Paraná fue víctima de una estafa telefónica por parte de ladrones que le quitaron de su cuenta 4 mil dólares y 140 mil pesos. El hombre de 57 años fue contactado telefónicamente por estafadores que se hicieron pasar por abogados de un estudio jurídico. En el llamado le indicaron que había un expediente en trámite porque estaba realizando mal los aportes jubilatorios y que por ello tenía un saldo a favor de 180 mil pesos.

Para poder cobrar el supuesto saldo, los ladrones indicaron a la víctima que debía asistir a un cajero automático a lo cual el hombre accedió y se acercó hacia la sucursal de Banco Macro, en calle Monte Caseros de la capital entrerriana, relató a FM La Voz la segunda jefa de Delitos Económicos Blanca Ramírez.

Ya en el cajero, el estafador dio indicaciones por teléfono al jubilado para que realice una serie de acciones y finalmente entregue la clave Token la cual permite operar desde home banking. Posteriormente la víctima se dio cuenta de que le habían sacado los ahorros de 4 mil dólares y transfirieron desde su cuenta 140 mil pesos.

El hombre se descompuso al advertir lo que le había ocurrido y tuvo que ser asistido en la propia sede de la entidad bancaria. “Generalmente pasan estas cosas. La situación es angustiante. Uno pierde los ahorros de toda una vida. Hemos tenido damnificados que han entrado en depresión”, lamentó Ramírez.