Una fiesta clandestina fue desarticulada por efectivos policiales en la madrugada de este viernes en una vivienda de calle Brasil de la capital entrerriana. En el evento había 84 personas que manifestaron que pagaron un valor de 100 pesos para poder ingresar al encuentro social.

Personal de Comisaría Cuarta fue notificado del hecho alrededor de las 03:55; al llegar al domicilio se entrevistaron con el dueño de la vivienda, un hombre de 42 años de edad, quien autorizó el ingreso de los funcionarios para ponerle fin a la fiesta.

Según informaron fuentes policiales a Vía Paraná, en el lugar las personas que asistieron manifestaron que pagaron un valor de 100 pesos para hacer ingreso y que contaban, además, con servicio de barra para poder consumir bebidas alcohólicas.

Los efectivos cierran la salida y logran notificar del Decreto 1033/21 al encargado e identificar a 84 personas, las cuales desbordaban al personal policial.