Desde la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos informaron que se volvieron a registrar episodios de quemas en lugares donde la situación ya estaba controlada. El secretario de Ambiente, Martín Barbieri, acompañado del director de Defensa Civil, Lautaro López y el jefe de la departamental de Victoria de la Policía, Omar Regondi, recorrieron la traza vial Victoria- Rosario para evaluar la situación y dialogar con los brigadistas que trabajan en el lugar combatiendo los incendios.

Barbieri dijo además que “los brigadistas han encontrado algunos elementos que permiten asegurar que son intencionales”, y que la situación se ve agravada debido a las altas temperaturas y el déficit hídrico provocado por la bajante histórica del río. En tal sentido, el funcionario señaló que están trabajando “como siempre tratando de aportar todo a la Justicia y condenar estos hechos que realmente nos preocupan y nos ocupan mucho por sobre todo la pérdida de biodiversidad de todo este gran humedal, flora, fauna”.

El secretario de Ambiente, brindó detalles de las tareas que se está realizando en el lugar, y explicó que se “está trabajando una máquina para hacer los corta fuegos porque por los efectos de la sequía y de la bajante de los ríos y riachos que atraviesan el Delta, los cortafuegos naturales, no están funcionando. Así que estamos tratando de sofocar el fuego, con apoyo de la máquina, bomberos voluntarios y zapadores que están con los elementos y la brigada forestal de la Policía”, indicó.

De cara a la temporada estival y a la llegada del turismo interno, Barbieri expresó: “Queremos decirle a la gente, que eviten parar, que cumplan con las normas, que no prendan fuego, está prohibido y que piensen en el impacto que eso puede llegar a tener”. “Estamos también trabajando en campañas comunicacionales que tiendan a desalentar a la gente en el uso del fuego. Porque realmente, además de los factores metereológicos que se dan, sin que la mano del hombre intervenga los fuegos, es muy difícil que se enciendan”, agregó.

Trabajo en territorio

Barbieri indicó que “trabajamos articuladamente con Defensa Civil de la provincia, con Bomberos Voluntarios, con la Policía, el municipio de Victoria, Prefectura y Gendarmería pero la característica que tiene este terreno es que es de difícil acceso, a los brigadistas les cuesta mucho poder trasladarse y acceder a los focos, sobre todo con la bajante, no lo pueden hacer por vía acuática, con lo cual dependemos de los medios aéreos de Nación para poder acceder tanto los brigadistas como el avión hidrante o el helicóptero de combate, así que trabajamos de manera muy acertada y articulada con el Ministerio de Ambiente de Nación, que tiene a su cargo el Plan Nacional del Manejos del Fuego”.

En ese sentido, explicó que “se empezó a gestionar que los medios aéreos se asienten nuevamente en la zona para apoyar el trabajo de los brigadistas, que es de destacar ya que desde el verano pasado están en el lugar, es desgastante pero eso un trabajo que hay que hacer entre todos, aportando cada uno lo suyo desde el lugar que le toca”, completó.