La llegada de UBER a Paraná se vio envuelta en polémicas desde que comenzó a funcionar en Paraná hace tres días. En primer lugar fueron los taxistas de la ciudad quienes se manifestaron en contra de la aplicación que conecta a pasajeros con conductores de vehículos registrados en su servicio advirtiendo que se trata de “competencia desleal”. Ahora, desde el municipio señalaron que la compañía internacional no tiene autorización para funcionar en la localidad.

Desde la Secretaría de Seguridad Vial, Movilidad y Ordenamiento Urbano notificaron a la ciudadanía que UBER “no tiene autorización para funcionar legalmente dentro del ejido municipal de la Ciudad de Paraná”. Es por eso que advirtieron que, en caso “de no cesar en sus actividades será sancionada”.

Se intima al cese en sus actividades, en el reclutamiento de conductores, socios y/o cualquier otra denominación con la que se pretenda designar a las personas que conduzcan y/o pongan vehículos a disposición de esa aplicación”, señalaron desde el municipio.

Por otro lado, señalaron que “aquellas personas que, de manera ilegal e irregular –por no encontrarse habilitados conforme a la normativa municipal– ejecuten el servicio de transporte de pasajeros, sin contar con las autorizaciones y/o habilitaciones exigibles, serán pasibles de las sanciones previstas en las ordenanzas vigentes en la materia, tales como multa, inhabilitación, decomiso, retención y/o secuestro de licencias de conducir y/o vehículos con que se verifique la prestación del servicio, entre otras; conforme a lo establecido en las disposiciones en vigor que regulan el transporte”.