La medida fue dispuesta por el intendente Adán Bahl, luego de la reunión que mantuvo con representantes del sector comercial y el sindicato de empleados de comercio.


El Municipio de Paraná informó un cambio en el horario de atención de los comercios minoristas de la capital provincial con el objetivo de evitar la concentración de personas en determinados horarios. De esta manera, se dispuso que los locales podrán atender al público de lunes a viernes de 9 a 17 y sábados de 9 a 13. La medida fue dispuesta por el intendente Adán Bahl a través del decreto municipal 659.

En relación a la nueva reglamentación, el intedente expresó: “Es una alternativa que hemos analizado en la semana de acuerdo al movimiento de gente y de manera conjunta con el sector. El principal motivo es que las personas que por las mañanas vienen a realizar actividades bancarias, luego se quedan en el centro hasta el horario de apertura de los comercios. Lo lógico era ampliar ese horario para que de esta manera la gente circule, haga sus compras y descomprima la zona”.

Bahl reconoció además que la ampliación del horario tiene dos objetivos. “Por un lado, cuidar la salud de cada paranaense para que se distribuyan proporcionalmente las personas que circulan; y por otra parte no perder posibilidades de venta para los comerciantes para movilizar la económica local”.




Comentarios