Tras cumplir nueve días de huelga de hambre, Nahir Galarza decidió abandonar la medida de protesta "debido a que no obtuvo respuesta por parte del Juzgado respecto a su pedido", según indicaron desde el Servicio Penitenciario.

Tras atravesar los días de huelga, la joven de Gualeguaychú, condenada a cadena perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo, había bajado de peso y su familia estaba preocupada. Había decidido realizar esta medida de fuerza como forma de protesta ante el impedimento de recibir visitas en el penal, una norma que rige en todo el país en el marco de la emergencia sanitaria por el Coronavirus.

Nahir Galarza

Según informó El Once, fue el propio Servicio Penitenciario de Entre Ríos el que dio a conocer esta tarde la noticia de que "la interna Nahir Galarza, desistió de la medida el pasado martes 5 a las 10.45 horas".

En el mismo sentido, desde el organismo indicaron que "Galarza aludió a que la suspensión de su protesta, se debe a que no obtuvo respuesta por parte del Juzgado respecto a su pedido y que no tenía sentido continuar".

Respecto a la salud de la joven, se informó que el parte médico correspondiente "es bueno".