La Secretaría de Servicios Públicos solicita el no ingreso al río Paraná debido a la gran bajante y el riesgo que representa. Así mismo destacan el plan integral de recuperación de los espacios públicos y playas.


La Secretaría de Servicios Públicos explicó en el sitio oficial de la Municipalidad de Paraná, que la bajante del río provoca una cercanía peligrosa con el canal principal y con profundidades no aptas para habilitar los balnearios, playas y clubes que dan al río. En este sentido las playas del Thopmson, Balneario Municipal y zona de Bajada Grande exhiben carteles con la leyenda “Prohibido ingresar al agua. Zona no habilitada”.

En cuanto a las piletas de Thompson y dos de La Toma no estarán disponibles para la temporada según explicó a www.elonce.com Walter Clivio, Subsecretario de Servicios Públicos de la comuna. Esto se debe principalmente a la falta de mantenimiento y controles necesarios para que lleguen en condiciones para su uso. Clivio afirmó: “En octubre se debería haber comenzado con las tareas de acondicionamiento y si existía un problema estructural tratar de repararlo, pero es algo que había que prever”, afirmó.




Comentarios