Aunque aún aguarda fecha para juicio oral, Javier Orlando Batista de 39 años de edad fue acusado nuevamente por agredir a un hombre en la vía pública. Este nuevo hecho podría sumarse a la denuncia que pesa en su contra realizada por su ex pareja, Yenifer Guayaré, de 28 años de edad, a quien lesionó y dejó cuadripléjica en uno de los tantos hechos de violencia perpetrados por este sujeto.

La nueva denuncia fue radicada el pasado lunes ante la Seccional Primera de Oberá, cuando en inmediaciones de la Avenida Libertad y calle Chubut de la mencionada ciudad, cerca de las 11:00 horas, un peatón que se encontraba realizando trámites fue agredido por Batista quien le propinó una patada a la altura de la cadera.

El damnificado aclaró que decidió parar su marcha a observar una vidriera, situación en la que oyó al acusado manteniendo una discusión con una mujer, quien sería su actual pareja. Si bien el hombre no intervino, al salir del lugar Batista le provocó la lesión en la cadera con una patada, hecho por el cual el damnificado le reprochó el acto y procedió a realizar la denuncia.

En diálogo con El Territorio, el denunciante sancionó que “el peligro que significa una persona así en la calle, porque más allá del antecedente que tiene, sigue generando problemas y lastimando a las personas como si nada. Incomprensible, una locura lo que hizo”.

Por el hecho, hasta el pasado viernes el sumario aún no había sido dirigido al Juzgado de Instrucción N° 1 interviniente, por lo que no se tomó una medida al respecto.

El antecedente de Batista: lesiones graves e intento de femicidio

El antecedente que pesa en contra de Batista es por la causa por agresión contra su ex pareja Yenifer Guayaré: “lesiones gravísimas doblemente calificadas por el vínculo y por violencia de género”.

Debido a las restricciones por la pandemia, las tres jornadas y citación que el Tribunal Penal Uno de la ciudad de Oberá fijó, quedaron suspendidas hasta tanto se retornen las actividades normales.

Postrada y en una estado de cuadriplejía, Guayaré sufre a sabiendas de que el violento de Batista goza de la libertad a la espera del juicio oral. El fisicoculturista fue excarcelado en abril del 2018 mediante una resolución, que estableció la prohibición de acercamiento a 300 metros del lugar de residencia o donde se halle la víctima. Conjuntamente, tiene prohibido alejarse de la ciudad sin previa y obligada justificación y autorización legal.

La fiscal de instrucción interviniente, Miriam Silke, reconoció las pruebas existentes contra el imputado para comprobar el ataque sufrido hacia Guayaré: “la agrede físicamente jalándola de los cabellos hacia el suelo y que, a raíz de su caída, se produce un desplazamiento de las vértebras cervicales sobre un tumor y éste sobre la médula. O sea, produciéndole cuadriplejía y con ello la pérdida de la sensibilidad y movimiento de sus cuatro miembros, y con ello la inutilidad permanente para el trabajo”.

Nueva denuncia contra Javier Orlando Batista, el fisicoculturista que casi mató a su ex pareja