Durante la noche del jueves pasado, un niño de 7 años fue asistido por efectivos de la Comisaría de la Mujer de Jardín América. El menor admitió haberse escapado de su casa por supuestos maltratos por parte de su madre.

Tomaron conocimiento del caso, tras una llamada de un vecino perteneciente a la Iglesia Renacer, donde el niño acudió en busca de ayuda.

Inmediatamente los uniformados trasladaron al chico hasta el hospital local, en donde se lo examinó y por fortuna no se le encontraron lesiones.

Intervino el Área de Acción Social del municipio, que colabora en la asistencia al pequeño y buscan la manera de revincular a la criatura con su familia.

Sin embargo, según las últimas noticias, el hecho destapó un drama familiar mucho más complejo, según indicó Cintia Bogado, directora de Acción Social.

“No quería volver a su casa por supuestos maltratos físicos por parte de su madre; tuvimos que ir con la licenciada Claudia Silva hasta el hospital de área, donde el niño fue examinado y no tenía ninguna lesión” explicó la titular de la cartera municipal.

Agregó que “el niño no quería volver a su casa y nos pidió que le lleváramos hasta el domicilio de su tía; hablamos con ella y la señora se comprometió al cuidado del niño todo el fin de semana hasta el día martes”

Jardín América: un niño de 7 años escapó de su casa por supuestos maltratos

Sin embargo, el sábado pasado la tía que se había quedado a cargo del menor llamó y “nos dice que el nene se escapó de su casa y ahora, con otro hermanito; entonces los fuimos a buscar. Lo encontramos y ahora el nene pidió volver con su mamá porque la tía también le exigía hacer los deberes de la casa, según su relato”, contó Bogado.

Cuando visitaron el domicilio de la madre, hicieron un informe socioambiental, según comentó la funcionaria municipal, “se pidió una terapia psicológica para la madre, porque está atravesando una situación particular”

“Es un caso mucho más complejo, los chicos no van a la escuela, no tienen calendario de vacunas y la madre nos pidió desesperadamente que nos llevemos a los chicos a un hogar, pero no es tan simple”, explicó Bogado. Por el momento, los siete niños de entre un año y medio y 11 años viven con su madre.

Fuente: El territorio