Hoy declara ante la justicia el colono que mató a un presunto ladrón tras ingresar a su propiedad, sin embargo, la familia no cree en la hipótesis de que la víctima fatal hubiera sido rehén de los verdaderos delincuentes.

Los familiares del colono sanvicentino de 65 años aseguran que tanto el fallecido como su hijo, de apellido Martínez, lo atacaron a cara descubierta. En este sentido, el colono se defendió de la agresión de los atacantes ya que habían roto el portón de la vivienda.

Los asaltantes corrieron al auto y en ese momento, el colono supuso que regresarían armados a la vivienda por lo que tomó su escopeta y uno de los disparos impactó contra Jorge Martínez.

También, comenzó a circular una versión que indicaba que los Martínez en realidad habían sido víctimas de otros delincuentes y que estaban siendo utilizados como escudos humanos y usando el auto de la familia para delinquir. Incluso fuentes de la justica señalaron que se trató de una confusión fatal porque el autor de los disparos y la víctima fatal eran vecinos.

Fuente: Misiones Online