Una mujer de Jardín América fue estafada cuando intentaba vender un tráiler de moto a través de Internet. Los delincuentes le pidieron el CBU y posteriormente su “token” de seguridad y así sacaron un préstamo a su nombre.

Según relató la victima Lorena B. en diálogo con El Territorio, su pareja no tenía cuenta bancaria por lo que ella otorgó su CBU para la transacción con los supuestos compradores. “Cuando dijeron haber hecho la transferencia, vemos el home banking y no lo hicieron, entonces a pedido del comprador fuimos al cajero a verificar. Miramos a las 20.30 y había una parte de la transferencia, no el total”, destacó.

El supuesto comprador le pidió el token de seguridad para hacer una transferencia diferenciada y ella accedió a dárselo. “Con ese tocken le habilité el ingreso a mi cuenta y todas las operaciones del Banco sin saberlo y solicitaron un préstamo por mí, con mayor margen de endeudamiento con 461.315 pesos y transfirieron a otra cuenta”, contó la víctima.