Ayer por la tarde, la policía allanó la casa del principal sospechoso por la muerte del tarefero de 36 años, quien es intensamente buscado. Con la orden del Juez de Instrucción Nº 3 de San Vicente, los efectivos requisaron la vivienda del sospechoso ubicada en el kilómetro 17 de Picada el Progreso sobre la Ruta Provincial 2, donde a través de un rastrillaje se secuestraron 72 perdigones, un cartucho de escopeta calibre 16 que se encontraban escondidos dentro de un mate.

Asimismo, en la parte de los potreros se incautó un cargador que contenía dos cartuchos de calibre 22. Posteriormente, en una parte de pastizales se encontró un rifle automático 22mm.

Todos estos objetos serán peritados por agentes de la división Policía Científica de la Unidad Regional VIII.

Trabajaron en el lugar efectivos de la Dirección Homicidios de Posadas, divisiones Investigaciones, Drogas Peligrosas, Infantería, Comando Radioeléctrico de El Soberbio, Comisaría local y de la Mujer, pertenecientes a la Unidad Regional VIII.