El hombre de 72 años acusado de haber matado a golpes a Antúnez Sequeira y lanzado el cuerpo a un pozo de agua en su chacra en colonia El Progreso de San Vicente en enero de este año, denunció que fue víctima de un robo millonario.

El septuagenario afirmó que cuando volvió a su vivienda luego de que le otorgaran libertad condicional, descubrió que le habían robado a alrededor de cuatro millones de pesos, en moneda nacional, dólares y reales, que tenía guardado allí.

Según el hombre, el dinero que le habían robado pertenecía a una herencia de su madre y a los ahorros que había juntado por la venta de la producción de yerba mate.

El agricultor de 72 años está imputado por “homicidio simple” en la causa que se investiga el asesinato del peón rural Marcelo Antúnez Sequeira de 33 años.

Antúnez Sequeira desapareció de su hogar el 4 de enero y su cuerpo fue hallado 40 días después dentro de un pozo de agua tapado con piedras y ramas, en la propiedad del acusado, quién sería su empleador en  tareas del  campo.

Según la autopsia, a Antunez lo mataron a golpes, las pericias diagnosticaron “traumatismo severo de cráneo y de tórax”. La data de muerte coincidió con el día de su desaparición; el 4 de enero.

Luego del hallazgo del cadáver, por orden del juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco, fue detenido el hombre de 72 años, luego este mismo juez decidió otorgar al acusado la prisión domiciliaria por cuestiones de salud, ya que sufre problemas coronarios.

Además, el agricultor detenido se había contagiado de Covid-19 durante su encierro en una comisaría.

El descubrimiento del robo lo hizo al volver a su vivienda, cuando notó que le faltaban todos sus ahorros, que estaban guardados en distintos lugares de la casa, por lo que se inició la investigación del robo.