La esposa y principal sospechosa del homicidio de Mario Miguel Stasiak de 56 años será citada a declarar el próximo jueves 22 de julio, por el asesinato a balazos de su esposo, un agricultor que se dedicaba a la venta de frutas y hortalizas en la zona de Colonia Tacuara, del municipio de Colonia Alberdi.

Las pruebas recolectadas por la policía de Misiones comprometen seriamente a la mujer, identificada como Lidia Elizabet M. de 67 años, quien desde el sábado pasado se encuentra detenida.

La mujer en un primer momento dijo a los policías que llegaron a la vivienda, que su esposo fue víctima de un robo, donde una persona con ropas oscuras había ingresado al domicilio y disparó contra su esposo, además dijo que el ladrón se había llevado 60 mil pesos. Dijo también que al momento de escuchar los tiros, ella estaba en la cocina y sólo alcanzó a ver al agresor que huyó del lugar.

Las pruebas comprometen seriamente a la mujer detenida desde el sábado.Policía de Misiones

Con el correr de las horas, las pericias demostraron serias irregularidades y contradicciones en el relato de la mujer, por lo que el juez de instrucción 2 de Jardín América, Roberto Sena, ordenó su detención, además en el allanamiento de la morada, encontraron en un compartimiento de la cocina a leña un arma calibre 22, presumiblemente utilizada para cometer el crimen.

Posteriormente se le practicó el examen de prueba de parafina en las manos de la detenida que resultó positivo de rastros de pólvora, según trascendió de fuentes de la investigación.

El primer informe del médico legista de la Unidad Regional II de Policía da cuenta que la víctima recibió tres disparos de bala: uno en el lado izquierdo del cuello con orificio de entrada  y salida en la cara, otro en zona dorsal izquierda del tórax y otro en el muslo de la pierna derecha, el colono murió inmediatamente luego del ataque.

En el allanamiento también se encontró en una bolsa plástica color celeste, una billetera de cuerina color negro, la cual contenía la suma de 12.000 pesos y otro monto de dinero aún no precisado, que estaba dentro del placard del dormitorio, lo que podría descartar la hipótesis del robo.