Desde el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura (CNPT) se solicitó informes sobre el caso de homicidio de Hugo Miguel Wasyluk de 38 años, quien fue hallado muerto en una celda de la Seccional Primera de Oberá hace 10 años.

Por este hecho fueron imputados trece policías dependientes de la Unidad Regional II. Todos esperan el juicio en libertad.

Es así que, a través de una nota remitida al Tribunal Penal Uno de Oberá, el organismo nacional pidió información referida a la fecha de inicio del juicio oral en la causa caratulada “Expediente Nº 1010 - año 2011 De Mattos, Pedro y otros s/ tortura seguida de muerte”.

Además pidieron las explicaciones del porqué de la demora y de las medidas que “se estiman pertinentes para garantizar los estándares internacionales vinculados a combatir la impunidad mediante una investigación eficaz, y la sanción y reparación adecuada de los hechos de torturas seguido de muerte sufridos por el señor Wasyluk”.

Este pedido lleva la firma de Juan Manuel Irrazábal, presidente del CNPT, quien expresó en el escrito:

“De acuerdo a la información recientemente recibida por el CNPT, la causa de referencia en la que se investigan graves violaciones a los derechos humanos como la imposición de torturas seguida de muerte, fue iniciada luego del hecho en el año 2011 y recientemente se habría fijado fecha de inicio del juicio oral que permita el dictado de una sentencia que ponga fin al proceso”.

Con respecto al retraso de la causa, refirió “puede comprometer la responsabilidad del Estado, máxime cuando las dilaciones resulten injustificadas y/o de exclusiva responsabilidad del órgano a cargo de la investigación, y generen violaciones a la garantía de plazo razonable que vayan en detrimento del derecho de las víctimas a la protección judicial efectiva”.

Además de información del caso, también solicitaron las justificaciones del porqué del retraso de 10 años.El territorio

En este marco, el abogado Rafael Pereyra Pigerl, querellante en representación de la familia Wasyluk, destacó “el compromiso de ambos organismos en la búsqueda de justicia, ya que transcurrieron diez años del asesinato y es necesario arribar a un veredicto”.

Alertó también que el paso del tiempo implica la prescripción, lo que beneficiaría a los acusados, por ello exigen que este año se realice el juicio por el homicidio de Hugo Wasyluk.

“No se puede seguir esperando”, remarcó Pereyra Pigerl.

Frente a los reclamos, desde el Tribunal Penal Uno confirmaron que el debate oral por el homicidio de Wasyluk se realizará en el mes de noviembre, siempre y cuando se halle un espacio físico adecuado por la cantidad de personas que intervendrán.

En principio, el juicio se desarrollará en ocho audiencias previstas para los días 3, 4, 10, 11, 17, 18, 24 y 25 de noviembre. En tanto, se prevé la presencia de 40 testigos.

Caso Wasyluk

Hugo Miguel Wasyluk de 38 años fue hallado muerto el 26 de abril de 2011 en una celda de la Seccional Primera de Oberá. La investigación probó que el hombre habría sido torturado.

Wasyluk fue torturado y asesinado en una celda de la comisaria Primera de Oberá hace 10 años.El territorio

Acusan a varios policias de la tortura y a otros de encubrir el crimen que derivó en la muerte de Wasyluk.

Por el hecho fueron imputados 13 funcionarios, pero debido al paso del tiempo, varios de ellos fueron dados de baja y otros se jubilaron por lo que sólo hay 5 policías en actividad.

Los más complicados son el sargento Pedro De Mattos, el cabo Carlos Antonio Gómez y el agente Ricardo Javier Rodríguez, sobre quienes pesa la carátula de “tortura seguida de muerte” y podrían ser condenados a prisión perpetua.

Estos tres agentes están señalados como los responsables de propinarle el mayor castigo a Wasyluk, por lo que permanecieron más de tres años detenidos. Estos cumplían funciones en la Comisaría de Villa Bonita y fueron quienes redujeron y detuvieron a la víctima, la noche del 25 de abril del 2011.

Fueron liberados en mayo del 2015 tras pagar una caución de 50 mil pesos cada uno, por lo que esperan el juicio en libertad, como los otros diez implicados.

En el expediente del caso figura que luego de varios meses detenido, el agente Ricardo Javier Rodríguez contó con detalles cómo golpearon a Wasyluk, argumentó que estaba amenazado por sus propios camaradas.

Por la gravedad de la imputación, los tres citados fueron dados de baja por la Jefatura de la Policía de Misiones y ya no pertenecen a la fuerza.

Fuente: El territorio