La justicia obereña decidió dejar en libertad por falta de mérito a Alfredo "Fredy" Holl, el ex concejal de la localidad de Campo Ramón, quien se encontraba detenido por "homicidio en grado de tentativa". Además, cuando se realizó el allanamiento a su vivienda, se detectó tenencia ilegal de armas de fuego, una de ellas denunciada como robada.

La medida decidida por el juez Horacio Alarcón, generó indignación en la familia damnificada por el incendio y temor en la ex pareja e hijos del liberado, que hace poco habían ratificado las acusaciones. Fueron varios vecinos que, cuando se conocieron los hechos, ratificaron denuncias previas, y se registraron nuevas acusaciones por amenazas, lesiones y daño.

El ex edil fue acusado de incendiar dos viviendas y poner en riesgo la vida de seis personas domiciliadas en el barrio Docente de dicha localidad, incluida la de su ex pareja y dos hijos, siniestro que también afectó una segunda casa que padeció importantes daños.

Cuando efectivos de la Policía allanaron sus tres propiedades en Campo Ramón, encontraron once armas de fuego sin registrar, entre rifles, escopetas y una pistola 9 milímetros que hace tres años fue reportada como robaba a un efectivo de la Policía Federal. En los allanamientos también dieron con gran cantidad de municiones; un silenciador y miras telescópicas, una de ellas para visión nocturna y más de cien gallos de riña. Todos estos hallazgos le significaron la apertura de diferentes causas judiciales.