La gran mayoría de ellos tienen que ver con la violación de la cuarentena.


Según el titular del Juzgado Federal de Oberá, Alejandro M Gallandat Luzuriaga, en el primer semestre del año se triplicaron la cantidad de casos ingresados a la institución, a pesar de la pandemia y feria extraordinaria.

“Lamentablemente hubo un aumento exponencial de trabajo, mayormente materia penal, sobre todo en delitos de violación de cuarentena. Normalmente ingresan 300 causas por semestre, en el primer semestre del 2020, tuvimos 900 causas”, detalló el magistrado a Meridiano 55.

Los alcances positivos de la actual situación están relacionados con la digitalización total de expedientes en el área civil, el papel ya casi no se ve comentó el juez.

“En lo penal llevará un poco más de tiempo, es más complejo, pero las comunicaciones son mucho más rápidas. En la toma de audiencia, hay una celeridad mayor. Se dictó sentencia en el término de ocho días, algo que antes era impensado. Esto vino para quedarse, no habrá vuelta atrás, creo que aceleró algo que se venía dando. Además, no veo una violación de garantías constitucionales para las partes, por ahí deberían hacerse algunos ajustes, pero no se debería volver atrás”, opinó.




Comentarios