Piden un aumento en el básico, que ahora se ubica en 7.500 pesos.


En la mañana de este miércoles más de doscientos docentes autoconvocados volvieron a marchar por el centro de la ciudad de Oberá, pidiendo ser recibidos por el gobierno provincial.

Reclamaron un aumento al salario básico que lo eleve de los actuales 7.500 pesos a 12.800 pesos. Y también demandan que la obra social del Instituto de Previsión Social (IPSM) funcione como corresponde, publicó Oberá Online.

A estos ya añejos reclamos los docentes autoconvocados sumaron el poder contar con las necesarias herramientas tecnológicas y la indispensable conectividad para realizar lo que denominan “tareas de contención” de los alumnos en tiempos de pandemia. Distinguen estas tareas de contención del “proceso educativo”, que, sostienen, no puede darse sin la chance de tener el intercambio propio y exclusivo de las clases presenciales.

Se trata del creciente grupo de docentes misioneros que no se sienten representados por los gremios cercanos al gobierno renovador. Hay previstas otras marchas de protesta para los miércoles venideros, siempre respetando los protocolos de bioseguridad, también por el centro obereño y también a la mañana.




Comentarios