Desde la CELO señalaron que por la falta de lluvias se ingresó a una fase que denominaron muy preocupante.


El Presidente de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO), Pedro Andersson, manifestó su preocupación por la bajante de los ríos y arroyos que alimentan a la toma de agua del arroyo Ramón, desde donde la CELO extrae el vital liquido para potabilizar y enviar a sus socios.

“De seguir la falta de lluvias, entraremos en una fase muy preocupante, ya que la bajante histórica que se vive ha disminuido ya las reservas de agua en los arroyos, por lo que seguiremos monitoreando para ver cómo continúa esto. De las cisternas que tenemos hemos sacado muchos barro hace algunas semanas, se ha limpiado todo, pero nos da una pauta de la situación, que estamos en riesgo de faltante de agua”, explicó Andersson en Meridiano 55.

Oberá tuvo varios años con problemas de provisión, básicamente en verano, donde los usuarios solían usar más el servicio. Esa situación fue corregida gracias a obras encaradas por la propia CELO con ayuda del Estado provincial.

“Pedimos a la población que cuide su agua, que se provea de tanques, seguimos ofreciendo el plan Mi Tanque para que puedan adquirirlo en cuotas, porque es esencial contar con reservas domiciliarias ante estas problemáticas, máxime si debemos empezar a racionalizar”, mencionó




Comentarios