Vacunación antogripal para ancianos, asistencia en la gestión del Ingreso Familiar de Emergencia, son algunas de las acciones que llevan a cabo.


Si bien la sede de Cáritas en la ciudad de Oberá se encuentra con las puertas cerrada, desde la institución llevan a cabo un conjunto de acciones en consecuencia a la Emergencia Epidemiológica que atraviesa el mundo. Lista de abuelos para el acceso a la vacunación antigripal en casa, asistencia para la gestión del Ingreso Familiar de Emergencia, turnos en Pastoral de Adicciones, son algunas de las tareas que realizan en estos días.

“Tratamos de ser instrumentos para los que más necesitan. Mucha gente necesita esa pequeña ayuda que podamos dar. Estamos en un momento en el que no podemos programar mucho hacia adelante, pero vamos viendo en el día a día” indicó la directora de Cáritas Diócesis Oberá, Norma Prevosti.

Según indicó la titular, tartan de sobrellevar la situación con lo que está al alcance de la la institución, siempre cumpliendo con las normativas locales, nacionales y buscando estrategias para llegar a las personas. Se trata de una actividad totalmente voluntaria, donde hay mucha gente trabajando, entre ellos personas capacitadas para actuar ante una emergencia, en conjunto con otros organismos y el municipio.




Comentarios