Una pyme, una ferretería y la parroquia Santa Teresita ayudan al Samic.


Una pequeña fábrica de muebles le entregó al hospital Samic de la localidad de Leandro N. Alem 30 camas para conseguir el objetivo de ampliar la capacidad de 75 a 105.

Los dueños de la pyme, el matrimonio de Rodolfo Fassa y Adriana Goi, acercaron personalmente las camas hasta el hospital desde donde llamaron a su director, Matías Sebely, para que envíe personal para ayudar a descargar la camioneta.

Luego una herrería local adelantó que donará los herrajes que sean necesarios y el párroco de la iglesia Santa Teresita, Carlos Viera, se puso en campaña para conseguir 30 colchones para las camas. Además ayudarán a completar la acción con sábanas y colchas.

“Seguiremos rezando y pidiendo a Dios que ojalá no lo necesiten, pero si hace falta está a disposición”, señaló el padre Viera y puso el salón parroquial a disposición de las autoridades para instalar pacientes.




Comentarios