Protagonizaron una gresca en un bar y luego huyeron. Cuando los hallaron en una vivienda, abrieron fuego y dañaron un patrullero. Se conoció además que cultivaban marihuana.


Los hasta el momento prófugos de Colonia Aurora, quienes habían protagonizado disturbios en un bar local y luego dispararon contra los efectivos policiales en una persecución, se entregaron esta madrugada luego de que intentaran cruzar hacia Brasil.

Son dos hombres identificados como Carlos Caetano y Saúl Kovalski, quienes ahora están detenidos junto a otras dos personas -un hombre y una mujer- que fueron aprehendidas tras la balacera en el barrio Paraíso de esa localidad, el 24 de noviembre pasado.

Los violentos dañaron a machetazos un móvil policial y lo empujaron hacia un barranco.

La secuencia se originó el domingo último cuando la Policía recibió un llamado alertando sobre un desorden. Un grupo de personas, quienes se movilizaban en un Volkswagen Senda, provocaron una revuelta en un bar.

Al notar la presencia de los agentes de la fuerza, decidieron huir y resguardarse en la vivienda de uno de ellos. Los efectivos los persiguieron y al llegar al lugar, los violentos comenzaron a dispararles. Afortunadamente nadie salió herido.

Lejos de entregarse, además dañaron uno de los móviles policiales a machetazos y lo empujaron hacia un barranco. Dos sujetos se fugaron y otras dos personas fueron apresadas. Tras allanar la vivienda, además, notaron que allí cultivaban marihuana.

La escapatoria finalizó esta madrugada con la entrega de los dos jóvenes violentos a la Policía de Colonia Aurora, quienes fueron llevados hasta Aristóbulo del Valle donde permanecen detenidos en una dependencia policial.




Comentarios