No fue intencional. El adolescente se asutó y huyó. El Ministerio de Ecología de la Provincia anunció que trabajará para intentar salvar parte del imponente árbol.


Un chico de 16 años encendió fuego para hacer mate y sin quererlo desató un incendio que consumió gran parte del monumento natural e histórico de Campo Ramón, una grapia milenaria.

El adolescente se asustó cuando el fuego se propagó y huyó en su bicicleta hacia Villa Bonita. Los bomberos llegaron cuando ya se había quemado gran parte de la grapia, un árbol de la región que alcanza hasta los 40 metros y cuya madera es dura y muy bella por lo que se usa en construcción y muebles.

En un primer momento se creyó que el incendio había sido intencional, pero luego se supo que fue un accidente. El chico que encendió fuego para el mate, no tuvo intención de dañar el árbol, un tesoro natural para los vecinos de Campo Ramón.

Este árbol de 30 metros de altura por 10 de diámetro se destruyó en un 80 por ciento y, desde el Ministerio de Ecología, esperan que las raíces aún estén a salvo.

Se incendió la reconocida grapia de Campo Ramón

El intendente de la localidad, José Márquez Da Silva, manifestó que el incendio no fue intencional y que el joven involucrado, al percatarse de lo que desató, se asustó y se alejó rápidamente en su bicicleta.

Se incendió la reconocida grapia de Campo Ramón

La reconocida Grapia de Campo Ramón es un árbol antiquísimo que forma parte de la historia del pueblo. Se encuentra dentro de un predio privado pero abierto al público que quiera visitar el atractivo natural.




Comentarios