El miércoles 5 de enero un empleado municipal de Zapala, en la provincia de Neuquén, junto a sus compañeros talaba árboles sin autorización sobre la calle Cháneton cuando uno de los troncos se le cayó encima.

El insólito suceso que quedó grabado no terminó en una tragedia de milagro: el tronco se le calló encima al trabajador y sus acompañantes tuvieron que ayudarlo a levantarse. A pesar de que intentó correrse, no calculó bien la dirección en que caía el árbol y quedó sobre él. La motosierra cayó a un costado.

A los empleados, que serían del “sector asfalto”, se los envió a cortar esos árboles con una motosierra que supuestamente sabían utilizar, sin embargo, no siguieron con los protocolos para la tala de los mismos.

Pese a lo impactante de las imágenes difundidas en un video, el trabajador no sufrió heridas, solo dolores por el impacto del tronco y un gran susto. Una vecina fue quien registró el hecho y posteriormente decidió subirlo en las redes sociales, donde se viralizó.

En base a lo que publicaron medios locales, “la subsecretaria de Obras Públicas habría sido la responsable de ejecutar estas tareas sin autorización y, al no contar con personal idóneo, ordenó a trabajadores del sector asfalto cortar los árboles”.

Por lo general, esa tarea es realizada por el personal de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable del municipio de Zapala.