Se aproxima el inicio de un nuevo ciclo lectivo en Argentina y en la provincia de Neuquén ya tienen todo listo para el retorno a la presencialidad luego de un año marcado por las clases virtuales: la fecha establecida es el 3 de marzo. El protocolo que se implementará es el mismo que se confeccionó para mediados del 2020 pero que no llegó a aplicarse por el brote de coronavirus que hubo en la región.

El protocolo que se llevará adelante en los establecimientos educativos se denomina “Camino a la escuela presencial”, y fue explicado por la ministra de Educación neuquina, Cristina Storioni, mientras recorría la escuela N° 4 junto al gobernador Omar Gutiérrz y Andrea Peve, su par de la cartera sanitaria. Según detalló la Ministra, no se utilizarán espacios como la biblioteca o laboratorios, “al menos hasta que se organice la actividad escolar”.

49 metros cuadrados es la medida clásica de las aulas en cada escuela, en la que entran 15 estudiantes sentados con la distancia de 1,5 metros”, detalla Storioni según muestra Diario Río Negro. E informó que los porteros y docentes no tomarán la temperatura en el ingreso al establecimiento a los alumnos.

En todo el establecimiento habrá cartelería que recuerde cual es el uso correcto del barbijo, obligatorio en todo momento, como higienizarse las manos y como desinfectar las diferentes superficies. Al mismo tiempo detalló que se colocarán dispenser de jabón líquido y toallas de papel tanto en baños como en la dirección. Mientras que todo sector que se destine al aislamiento de personas con síntomas, ya sea aula, cocina o sector destinado para esta “cuarentena”, deberá contar con dispenser de alcohol, pulverizador y toallas de papel.

La Ministra detalló que los alumnos contarán con dos semanas de clases presenciales y dos semanas virtuales al mes. Y aclaró que los recreos se mantendrán, y al igual que el ingreso y egreso del establecimiento serán de manera escalonada para evitar aglomeraciones de personas que favorezcan a la propagación del virus.