"Estamos con medidas de fuerza por la falta de pago de los haberes de febrero y exigiendo el arranque de la planta", digo el delegado sindical.


Trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) de Neuquén reclaman la reactivación de la producción y el pago de los sueldos adeudados de febrero con una panfleteada a la vera de la ruta 22, en el puente de Arroyito.

“Hoy nosotros estamos con medidas de fuerza, no sólo por la falta de pago de los haberes de febrero, sino más que nada estamos exigiendo y queremos el arranque de la planta”, expresó en diálogo con Télam Juan Henríquez, delegado de unos 500 trabajadores de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI), que desarrollan sus tareas en la PIAP.

Henríquez explicó que “tenemos la planta parada desde el mes de julio del año pasado, cuando el gobierno nacional decidió suspender la producción de agua pesada por falta de presupuesto”.

“Desde la ENSI nos dicen que la reactivación depende del gobierno nacional y nosotros sabemos que Nación apunta hoy al achicamiento del Estado. Nosotros tememos por eso y por ello estamos en lucha; estamos atentos a cualquier situación que pueda ocurrir”, indicó.

En relación al reclamo del pago de los salarios, Henríquez explicó que “se ha trabado un poco por temas burocráticos entre la Secretaría de Energía y la Secretaría de Hacienda, y entonces la empresa decidió entregar un anticipo de ese sueldo, pero no es la solución”.

El agua pesada se utiliza como moderador y refrigerante en los reactores nucleares que apelan al uranio natural como combustible; y en la industria química para deuterar otros compuestos en laboratorios y centros de investigación.




Comentarios