Sus trabajadores le exigen al gobernador Gutiérrez mejores condiciones laborales.


Este jueves trabajadores del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) se manifestaron frente a su edificio ubicado en diagonal Alvear. Los mismos piden el pase a planta de permanente y la recategorización de 30 empleados que trabajan en diferentes servicios.

Según informó el diario Rio Negro, Pablo Azua, delegado de ATE aseguró que “los compañeros van perdiendo la paciencia”, tras referirse a los decretos que el Poder Ejecutivo provincial aún no ha firmado.

Trabajadores en huelga este jueves en Neuquén (Web)

Azua confirmó que los empleados cumplieron las exigencias para ingresar por los concursos, y que luego de seis meses debía realizarse el pase a planta.

“Las escusas son cuestiones netamente administrativas, que el expediente va a una oficina, después va a otra. Ahora que duerme el sueño de los justos en el escritorio del gobernador”, luego de hacer referencia a que Gutiérrez archivó los pedidos de los trabajadores.

Para finalizar, el dirigente sindical resaltó el rol determinante de los obreros en la planta de tratamiento Tronador ya que “es fundamental el trabajo que ellos prestan”, debido a que es “la más grande de la Patagonia”.




Comentarios