El recordado boxeador mendocino Nicolino Locche nació el 2 de septiembre de 1939 en Tunuyán, Mendoza. El fallecido deportista es recordado por sus habilidades defensivas a la hora de esquivar a su contrincante. Se consagró campeón mundial en la categoría peso superligero ante Takeshi Fuji en 1968, en Tokio y retuvo el título hasta 1972.

//Mirá también: Inauguraron el parque Nicolino Locche en Tunuyán

Los periodistas y los entendidos en la disciplina rescataban de Locche su habilidad para desplazarse de forma rápida y ligera dentro del ring y de eludir los golpes del rival. Así fue que se ganó el apodo de “Intocable”, el que le puso la revista El Gráfico.

Su fama comenzó a crecer a pasos agigantados y en cada presentación llenaba el Luna Park. Además, fue el primer boxeador en atraer el público femenino. Lo apodaron también como el “showman del ring”, ya que era capaz de cruzar palabras con algún reportero mientras bloqueaba golpes entre el encordado.

De colección: las 23 tapas del 'Intocable' Nicolino Locche en la revista El Gráfico

“El concepto principal del boxeo era el arte de la defensa pero nadie lo vivió como él. Nico no pegaba porque era vago. Cronometraba los tres minutos del round porque quería sentarse”, dijo Adrián Dottori, uno de sus mejores amigos y con quien compartió cientos de anécdotas, en diálogo con TN.

Su carrera fue reconocida a nivel mundial, tal es así que en el año 2003 fue incorporado al Salón Internacional de la Fama del Boxeo.

//Mirá también: Los líderes políticos despidieron al “Cóndor” Contreras

Su última aparición pública fue el 24 de agosto de 2004, cuando recibió en su domicilio el cinturón de campeón mundial que había ganado en Japón, ya que esa vez le habían dado una réplica.

Nicolino Locche se ganó el apodo de \

Y la triste noticia de su muerte se conoció el miércoles 7 de septiembre de 2005. Su estado de salud era delicado por su afición al cigarrillo y falleció en Las Heras a causa de un paro cardíaco.