Tembló fuerte en Mendoza: dónde fue el epicentro y de cuánto fue en escala de Richter

El movimiento se registró a las 9:33 de este martes, según datos del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres).

sismo
sismo Foto: ElPaís

Un fuerte sismo sorprendió a los mendocinos en la mañana de este martes, alrededor de las 9.33. El temblor no sólo se percibió en Mendoza, también en San Juan y la Rioja, y el epicentro se registró en Chile, según los datos del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres).

Según el ente nacional, el registro indica que el movimiento se produjo con una magnitud de 6,8 y se registró a sólo 29 kilómetros de profundidad, en el Océano Pacífico.

El epicentro se ubicó 426 km al NO de San Juan; 466 km al O de La Rioja; 82 km al O de Vallenar (al norte de La Serena), en Chile.

sismo en Chile
sismo en Chile

Por su parte, desde el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres de Chile (Senapred) informaron que el movimiento telúrico fue “de mediana intensidad con reportes de percepción VI en Copiapó, Coquimbo y La Serena. Se mantiene el monitoreo por parte de los organismos del Sistema”.

Y aclararon que “las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de chile”.

¿Cómo estar preparado ante un sismo?

El Ministerio de Seguridad de Mendoza y Defensa Civil informan a los mendocinos de algunas recomendaciones para estar preparados ante la presencia de un sismo y recuerda a la población la importancia de tener la mochila de emergencia preparada en la vivienda.

Entre los elementos que debe contener, se detallan: botellas de agua potable; alimentos no perecederos: enlatados, arroz, alimentos secos, barras de cereal o chocolate (corroborar siempre fechas de vencimiento); lista con teléfonos importantes de familiares, bomberos, hospital, 911; lista con nombres de nuestros familiares: DNI, grupo sanguíneo, obra social, medicamentos que toman; lista de nombres y teléfonos de familiares cercanos; botiquín de primeros auxilios con medicamentos vitales; radio a pilas; linterna y pilas; silbato y guantes; documentos personales y sus copias; ropa y manta de abrigo; kit de aseo y herramientas, y alambre.

También es importante conocer la infraestructura de la casa en la que vivimos y tener el Plan de Acción Familiar (PAF). En este sentido, hay que establecer entre los miembros de la familia algún lugar cercano, como una plaza, para reencontrarse en caso de un sismo.

El PAF es un manual realizado por el Ministerio de Seguridad dirigido a la familia para que conozcan las medidas de seguridad y cómo actuar antes, durante y después de una emergencia.

La guía, de más de 20 hojas, se encuentra disponible en formato digital en el sitio de Defensa Civil y se puede descargar.

Señala que el grupo familiar debe organizarse y elaborar un plan en el que se especifique qué rol tiene cada integrante ante el fenómeno y qué deben hacer, según el lugar donde estén. Posee otros aspectos y cuidados que se deben tomar en el día a día ante imprevistos domésticos con las conexiones de luz, agua y gas.

Antes de un sismo

  • Verificar el material de la casa, colegio o lugar de trabajo.
  • Identificar lugares de protección sísmica, mantenerse alejados de ventanas y elementos que pueden caerse.
  • Tener a mano la mochila de emergencia.

Durante un sismo

  • Mantener la calma.
  • Ubicarse debajo de una mesa de madera o un elemento firme, lejos de ventanales y/o cristales.
  • Si vas conduciendo, disminuir la velocidad y detener el vehículo en un lugar seguro.

Después de un sismo

  • Dirigirse hacía una zona segura dentro o fuera de la vivienda o lugar de trabajo.
  • Cortar los suministros de luz, gas y agua y, al restablecerlos, verificar que no existan pérdidas.
  • Utilizar solo linternas, no prender velas ni fósforos.

Temas Relacionados