Luego de estos días de confinamiento estricto, el tema de conversación vuelve a ser la presencialidad en las escuelas. El tiro y afloje entre la suba de contagios de coronavirus y la importancia de la escolaridad dentro de las aulas es nuevamente la preocupación de nuestros gobernantes.

// Mira también: Suarez confirmó que Mendoza no volverá a la cuarentena estricta el próximo fin de semana

En Mendoza, se anunció que la presencialidad volvía a todas las escuelas de los niveles inicial, primario y secundario. Esto es posible gracias a las burbujas establecidas en cada colegio, junto a los protocolos sanitarios. En el nivel superior solo se permite la presencialidad en las prácticas profesionales.

Frente a toda la situación con las escuelas, el Ministro de Educación de la Nación, Nicolas Trotta, a través del Consejo Federal de Educación presentó el estado actual de la presencialidad en todas las provincias del país.

Allí Trotta señaló que la presencialidad en las escuelas se suspendió solo en aquellas regiones de alarma o alerta epidemiológica. Además, recordó que la presencialidad suspendida no significa suspensión de clases, sino que estas se trasladan a la virtualidad.

Que dijo Trotta sobre Mendoza

Considerando que una parte de Mendoza nuevamente ingresó a las provincias de alarma epidemiológica, según Nación, las clases en la provincia deberían ser virtuales.

Hay dos variables para determinar la necesidad de suspender la presencialidad. Estas serían una ocupación de camas de terapia intensiva superando el 80% y una tasa de incidencia mayor 500 (cantidad de contagios cada 100 mil habitantes).

// Mira también: El Gran Mendoza ingresó nuevamente en la zona de “alarma epidemiológica”

En la presentación de Trotta, nombró a tres regiones, entre ellas Mendoza. Las primeras dos fueron la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, señalando que ambas superan una tasa de 1000, lo que justifica la suspensión los encuentros escolares en las aulas.

Luego, declaró que Mendoza “mantiene la tasa en 470 pero supera el 80% de ocupación de las camas de terapia”, indicando así que según estos criterios, las clases presenciales en Mendoza deberían estar suspendidas.