Se cumplió una semana de la vuelta a clases presenciales en la Escuela Carmen Vera Arenas. Comenzaron con la implementación de un sistema mixto, en el que el 50% de los alumnos asiste a clases presenciales mientras que la otra mitad lo hacen virtualmente a través de la plataforma ECVA digital.

La plataforma, se diseñó el año pasado y será el eje vertebrador donde se articularán las secuencias didácticas, que permitirán ir construyendo los aprendizajes. De ese modo habrá una rotación por semana entre grupos.

El establecimiento ideó un plan de presencialidad en el que sólo los días martes y viernes los alumnos asisten jornada completa, mientras que los días lunes se dedican a la atención virtual.

El primer día asistieron únicamente los estudiantes de séptimo grado y desde el martes concurrieron aproximadamente 230 alumnos divididos en dos grupos de tercer grado a séptimo. Por otra parte en el Nivel Inicial, primero y segundo grado se realizaron dos subgrupos de 6 o 7 niños en cada caso.

Protocolo

Los ingresos a la Escuela se realizan de manera escalonada en diferentes horarios y con una organización en filas por grado de manera de que no se produzcan aglomeraciones. Así a las 7.45 entran los estudiantes de cuarto a séptimo, a las 8, de primero a tercero y a las 8.45 Nivel Inicial (que esta semana tuvo su ambientación).

A la entrada dos personas se ocupan de tomar la temperatura, recibir una declaración jurada diaria, la higiene de las suelas de los zapatos en una alfombra sanitizante con amonio cuaternario y las manos con un totem que tiene alcohol en gel y que permite la limpieza de manos sin contacto con el expendedor. La salida también es escalonada al igual que ingreso y egreso del turno tarde.